Descubre Marcilla

 

En esta sección conocerás quiénes somos y de dónde venimos. Cómo hemos crecido y todo eso gracias a tí durante todo este tiempo.

Todo comenzó a principios del S. XX, concretamente en el año 1907, con el gran sueño del Sr. Julián Marcilla, que quiso que todo el mundo pudiera disfrutar del excelente aroma del café Marcilla.



Como buen maestro tostador, el Sr. Marcilla tostaba su café a fuego lento en un pequeño bombo y luego lo vendía directamente a sus clientes. Mientras que algunos lo adquirían en su pequeña fábrica del barrio de San Andrés de Barcelona, a la mayoría se los llevaba personalmente a su propia casa.

 

Desde entonces, durante más de 100 años, Marcilla ha estado siempre presente en la vida cotidiana de millones de españoles, compartiendo muchos instantes, presenciando muchos cambios, pero lo que nunca ha cambiado es que siempre ha estado en los momentos importantes, siendo fiel a sus orígenes y a su fundador, convirtiéndose en la marca líder a nivel nacional de café molido.

 

El café

No es posible imaginar un mundo sin café. El café es el ingrediente esencial para tener un buen día y culturalmente te permite conectar con las personas que más quieres. Para los españoles, el café ha pasado a a tener un rol importante en dos momentos del día:

  • Por la mañana: es el despertar y el inicio de un nuevo día. Su aroma es un icono familiar de confort y seguridad.

  • Después de comer: es el desencadenante para una relajada y agradable conversación alrededor de la mesa.
Contenido Corporativo Marcilla.jpeg

Campos de café.

Nuestro café

El café Marcilla se distingue por su delicioso sabor procedente exclusivamente de granos de café -las semillas de las bayas de café-, utilizando dos de los granos más valorados del mundo: el Arábica y el Robusta.

 

  • El café Arábica tiene un sabor más dulce y suave con tonos de frutas y bayas que crean una acidez exquisita que recuerda al buen vino.

  • El café Robusta tiene un sabor fuerte con más cafeína, y le da un sabor rico y profundo a cualquier bebida.

 

Juntos consiguen crear la mezcla mágica y el carácter que todos deseamos de la taza de café perfecta.

 

En Marcilla, cada uno de nuestros cafés es 100% natural, sin aditivos. Además, está mezclado por nuestros expertos Maestros Tostadores que utilizan distintos granos y diferentes tostados, para satisfacer todos los gustos. Cada nueva mezcla está diseñada para satisfacer las cambiantes demandas de los consumidores adaptándonos a la cultura del café que está en constante cambio.

 

Siempre que te tomes un buen café Marcilla tendrás asegurada la más alta calidad y mejor aún, cada vez que huelas su delicioso aroma, te sentirás como en casa estés donde estés, porque el hogar se encuentra dondequiera que nos sintamos conectados.